Público en general

Madrastritas

Cuando criamos hijas hiper responsables

Éstas hijas por lo regular son muy eficientes, “muy maduras para su edad”, resuelven casi todo, son el “brazo derecho del padre o de la madre”,  cualquier cosa que se le da cargo lo realiza con sobrada responsabilidad, por ejemplo, cuidar a sus hermanos, lo hace tan bien, que los padres descansan y depositan la confianza en ellas, y debido a esa hiper responsabilidad, se le siguen asignando nuevas tareas que van a ir perpetuando la confusión de la identidad y de los roles y límites dentro de la familia  hasta convertirlas en “hijas parentalizadas”, yo les llamo “madrastritas” y aunque también hay “padrastritos” en este caso me refiero a “ella” porque por lo regular en su mayoría son de género femenino y también son frecuentemente las hijas mayores.

Hay muchos casos donde los padres deben mantenerse ausentes o distantes tanto física como emocionalmente de sus hijos, ya sea por razones laborales y sociales, o por otros movimientos como separaciones, enfermedades de larga data, muertes, en familia muy numerosas (4 hijos o mas), igualmente cuando un padre empieza a ubicar a un hijo como un sostén emocional, como un referente en momentos difíciles, otorgándole el lugar de “confidente”, Los hijos (generalmente el hijo mayor) entonces, empieza a sumir responsabilidades y tareas propias del sub – sistema parental. A esto anteriormente descrito se le define como Parentalización.

 

La pregunta es: ¿Qué pasa dentro de estos niñas, jóvenes y adultos que viven estas experiencias?, ¿qué pasa cuando esta situación se vuelve parte de la dinámica estructural de la familia?

En hijo parentalizado suelen evidenciarse dificultades en las relaciones entre hermanos, aflorando rivalidades o celos entre ellos, marcando conflictos que pueden ir perpetuándose en el tiempo, además con el tiempo comienzan a neurotizarse, ya sea a través de la depresión, la ira, la descalificación, abuso de autoridad o su propio abandono emocional,  les cuesta trabajo encontrar su lugar en la familia, tienen mucho  poder, pero un poder que no saben bien que hacer con él,  pues se les ha sido entregado y no les corresponde a ellas ejercerlo por lo tanto sufren.

En este curso aprenderás: Si eres un padre- madre que ha parentalizado a una hija, te diremos cuáles son las causas y como puedes poco a poco ocupar tu lugar en la familia y cuidar y proteger a tu hija ubicándola donde corresponde sin que se sienta desplazada.

Si crees que eres una “madrastrita” aprenderás a identificar cuáles son las características de los hijos parentalizados, entender el proceso de cómo fue que llegaste ahí, como asumir el lugar que te corresponde en la familia y ilberarte de la responsabilidad, la ira, el enojo y todas las emociones de confusión que esto te genera.

Todas las conferencias se pueden convertir en talleres, se agrega información y se hacen actividades y dinámicas.

¿Te interesa una conferencia especializada?

Empresas y Universidades en las que he impartido

Cirugía de Obesidad

Éste libro es la única guía de acompañamiento psicológico para el paciente con obesidad mórbida dedicado para aquellos que están en la búsqueda de resolver su situación de raíz y que están contemplando la decisión de realizarse la cirugía bariátrica, la psicóloga Olga González mediante un lenguaje sencillo, aborda el gran sufrimiento de la mayoría de los pacientes que padecen obesidad y su desgastante lucha por perder peso, explica de forma clara lo que implica tomar la decisión de la cirugía de la obesidad, los beneficios y compromisos de por vida y comparte la experiencia de un ejército de pacientes.

APARTA EL TUYO