Público en general

Padres chapados a la antigua

Nuestros padres hicieron muchas cosas muy bien hechas con nosotros, nos dejaban jugar durante horas en el patio, en la calle, en el jardín, nos ponían límites sin miedo, comíamos juntos en la mesa, esperábamos a que llegara papá para comer, que esperanzas que despreciáramos algo de la comida, los juguetes eran en Navidad o en los cumpleaños, las piñatas eran en el patio de nuestra casa, nos caíamos y un poco de saliva en la raspada era suficiente. Es verdad que a muchos no sabían cómo educarnos en situaciones especiales, por ejemplo, corregirnos, a muchos se les pasó la mano con el cintarazo, el chanclazo y ahora de adultos creemos que somos lo que somos (por lo regular buenas personas) gracias a esos golpes, pero no, somos lo que somos gracias a todas las cosas que se hacían chapadas a la antigua. Hoy, la tendencia invita a que cada vez más escuelas pongan horarios (desde primaria) para que los chicos coman en la escuela y lleguen “desocupados de la comida y las clases extracurriculares” pocas veces comemos juntos, se come con el teléfono en la mesa, con la tele prendida, siempre compramos un regalo, solo por ir por leche en la mañana a la pequeña tienda de covenciencia ya regresa el niño con un regalo, una hoja y unos colores en un restaurante no son suficientes, les damos el ipad, el celular, lo que sea con tal de que guarden silencio, como padres estamos agotados y por eso tenemos niños agotados también, queremos que lo sepan todo: deportes, idiomas, baile, canto, tecnología, robótica, pero nosotros no les damos lo más importante: tiempo, porque estamos ocupados, porque aunque estemos en casa estamos presentes pero no disponibles porque estamos en el celular, en las redes, en el teléfono. ¿Cómo recuperar lo que nuestros padres hicieron bien? Nos falta un poco de chapa a la antigua y podemos recuperar el ánimo por retomar las cosas de la infancia que nos hicieron tanto bien. En esta charla te emocionarás recordando todo lo bueno que hicimos como niños gracias a nuestros padres (y que no costaban dinero) y querrás regresarle esa infancia y ese tiempo libre y de calidad a tus hijos, regresemos a la crianza con simplicidad,  los más agradecidos y beneficiados de que tomes esta plática serán tus hijos, una plática muy emocionante e  inspiradora, ¡te lo garantizo!

Todas las conferencias se pueden convertir en talleres, se agrega información y se hacen actividades y dinámicas.

¿Te interesa una conferencia especializada?

Empresas y Universidades en las que he impartido

Cirugía de Obesidad

Éste libro es la única guía de acompañamiento psicológico para el paciente con obesidad mórbida dedicado para aquellos que están en la búsqueda de resolver su situación de raíz y que están contemplando la decisión de realizarse la cirugía bariátrica, la psicóloga Olga González mediante un lenguaje sencillo, aborda el gran sufrimiento de la mayoría de los pacientes que padecen obesidad y su desgastante lucha por perder peso, explica de forma clara lo que implica tomar la decisión de la cirugía de la obesidad, los beneficios y compromisos de por vida y comparte la experiencia de un ejército de pacientes.

APARTA EL TUYO